El estudiante de la Licenciatura en Lenguas Extranjeras debe poseer valores educativos que le permitan asumir una actitud crítica y ética para el auto–aprendizaje y el trabajo en equipo; con habilidades para la comunicación y lenguaje, así como el aprendizaje colaborativo que le permita fomentar una práctica cotidiana para el desarrollo de una formación integral que contemple la cultura física y estética, además de una motivación para interactuar con los diversos sectores sociales bajo el marco normativo institucional.

 

El egresado profesional universitario de la Licenciatura en Lenguas Extranjeras se caracteriza por, tener conocimientos de la lengua española y lenguas extranjeras y asumir los valores humanísticos, ser poseedor de una formación polivalente para movilizarse en el contexto de la internacionalización e interactuar con profesionales de otros campos disciplinarios, reconociendo que la multi, inter y transdisciplinariedad son fundamentales para la intervención y solución de gran parte de los retos de interculturalidad que exige el mundo contemporáneo.